viernes, 13 de marzo de 2015

UN... ¿CIEGO...?



¡No puedo escribir mis versos!
Mas los recitan las alas de un pájaro
con anhelos de rozar el cielo.
Y el viento, la brisa, el río ... y...
una hoja de otoño en su descender,
desde la tierra húmeda.

Y fueron cantados por un trovador
de otros tiempos. Caminando de pueblo
en pueblo, entre el poema blanco
del invierno y la clara poesía
de la reciente primavera, sobre el almendro.

¡No ha de escribirse el verso!
SE SIENTE DENTRO DE LO MÁS ADENTRO.
Nadie como un ciego que lo...
desliza por sus mejillas, trasparente, nítido
y los va recogiendo en su pañuelo
que aprieta contra su boca y lo 
estruja contra su pecho.

¡¡Oh arco iris, el interior de
un ciego, que está sintiendo sin saber 
si es de día o de noche, UN VERSO!!


21 de enero de 2015. Con mis ojos cerrados entre la sonora danza de la música.
Elena-Pilar Muñoz.
Poeta leridana.

1 comentario:

RoSaLíA NaVaRRo dijo...

Elena-Pilar, gracias por compartir tu poesía en mi blog.
Un abrazo, artista.