miércoles, 19 de agosto de 2015

LECTURAS ESTIVALES FRESCAS...



Las lecturas estivales tienen que ser frescas, "ligeras de ropa" y refrescantes. Pero últimamente parece que las novelas que escojo no acaban de cuajar en mi mente recargada. Las encuentro larguísimas, pesadísimas, aburridísimas... Que no me convencen, como esta última que intento leer y pasar de la página cincuenta: La mujer que arañaba las paredes.
Esta novela es la primera de la serie del "Departamento Q", de Jussi Adler-Olsen.
Miro críticas en la red y son muy buenas, pero yo no logro engancharme a la historia de un poli vago en la que su jefe pone a cargo de un departamento especial para perderle de vista.
Cuando me aburre una historia mi mente crea un mecanismo estúpido que me bombardea con preguntas más estúpidas con el fin de distraerme. Por ejemplo: ¿por qué el departamento se llama Q y no R o simplemente A?
Seguirá intentándolo, porque mi compi quiere una reseña decente de la novela.
Lo dicho; en vacaciones hay que escoger novelas ligeras y divertidas.

No hay comentarios: