sábado, 17 de octubre de 2015

1ª REUNIÓN DE LAS LECTÓMANAS DE LLEIDA.


Es la primera reunión de las lectómanas de Lleida en su tercera temporada. A falta de un local donde reunirnos, aunque ya hemos solicitado una sala en el centro cívico del barrio y esperamos respuesta, nos hemos reunido las diez integrantes del grupo en una cafetería, con el murmullo propio del ambiente y las dos novelas a debatir invadiendo la gran mesa.
Mis "chicas" tienen unas edades muy variadas y eso es de gran valor ya que se logra distintos puntos de vista sobre una misma obra; es muy enriquecedor contar con una lectora de casi ochenta años, varias jubiladas, amas de casa y mujeres de mediana edad activas con profesiones muy distintas. Y tener una inspectora de la Policía Nacional en el grupo es muy divertido: la invaden a preguntas y se convierte en la reina de las sesiones (cosa que ella disfruta y suele armar mucho jaleo, lo cual hay que darle muchos toques de atención durante las sesiones).
Curvas peligrosas, de Susana Hernández, ha ocupado gran parte del debate, provocando comentarios muy divertidos y ocurrentes. Destacaría el comentario de Merçe, lectómana de setenta y nueve años, que lejos de escandalizarse por la orientación sexual de la subinspectora Rebeca Santana, nos ha explicado que en su pueblo ya había "mucho amor entre la mujer del alcalde y la asistenta del ayuntamiento".
La novela ha gustado mucho. La mayoría resaltan los toques de humor, el lenguaje ágil y sobre todo los personajes tan reales.
La forma de vestir de Santana ha generado controversia. Roser y Martina se han enzarzado en un debate paralelo sobre la moda, las tallas y demás desvaríos.
Joana ha quedado impresionada por la humanidad del personaje principal y ha señalado que se ha enganchado a la lectura desde la primera frase.
Hemos intentado no desvelar el final de la novela, ya que Anna no la ha podido acabar.
Finalmente, como dice Martina, ha habido "fumata blanca" para esta novela. Todas hemos sacado nuestras cartulinas blancas en las votaciones finales, aunque Margot suele equivocarse de color y me hace un lío en el recuento final. Pero Montse se encarga de explicarle cómo funcionan los colores de las cartulinas a la hora de votar. Montse, gracias por ser tan paciente.
Y Gemma nos ha contado una anécdota muy divertida cuando le he preguntado por qué a su ejemplar de Curvas peligrosas le faltaba la portada. Parece que su hijo de diez años la ha arrancado porque, según él, "la tía de la portada está muy buena".


La marca del meridiano, de Lorenzo Silva, ha sido debatida con una ronda de poleos menta y algunos cafés solos.
La mayoría había leído algo de la serie de los guardias civiles, yo he leído toda la serie así que he rellenado las lagunas que han surgido alrededor de los personajes principales. Previendo esto, he llevado al grupo una lista con las novelas que completan la serie de Bevilacqua y Chamorro. Les he recomendado mi favorita: La niebla y la doncella.
La lectura envolvente, como ha definido la novela Roser, es el comentario que más se ha usado. Ambientada en Cataluña, y con la visión de Chamorro, el debate se ha girado hacia asuntos "independentista" que ha caldeado el ambiente, aunque tengo que agradecer que Martina es la "mediadora" y acaba haciendo reír a todas y relajando el debate. Ahí las "chicas" me superan. Cuando se descontrolan me ponen a prueba.
Margot ha encontrado la trama muy complicada, y creo que no se ha enterado mucho de la historia que nos relata Silva porque decía cosas que no tenían nada que ver con la novela. Más tarde nos ha confesado que se le ha traspapelado los apuntes, esos que suele llevar en el bolsillo de su gabardina y donde puedes encontrar la lista de la compra junto a la nota que le ha otorgado a una novela.
Meritxell nos dice que le gustaría que el escritor nos mostrara más sobre la vida de Virgin, como ella apoda a Virginia Chamorro, la compañera de Vila.
Las votaciones se han descontrolado nuevamente por Margot y sus cartulinas. Al final, todas hemos dicho al unísono: blanca si te ha gustado y roja si es no. Ha sacado ambas, no lo tenía claro.
La nota ha sido 9 a favor de la fumata blanca y una indecisa. Muy buen resultado porque pensamos "repetir con Lorenzo", como dice nuestra granadina Lola.
En la próxima reunión debatiremos:
Contra las cuerdas, de Susana Hernández.
Chicas, sois las mejores. Gracias por vuestra compañía:
Merçe, Montse, Joana, Meritxell, Martina, Roser, Margot, Anna, Lola y una servidora: Rosalía.



No hay comentarios: