domingo, 11 de octubre de 2015

LIBROS Y CRÍTICAS: LA CASA ROJA.


Es difícil hacer una reseña de esta novela. Te deja con el alma colgada. Hay mucho que reflexionar tras estas setenta y cinco páginas, aproximadamente. Es una novela premiada y la verdad es que no me sorprende.
Premio ciudad de Sant Adriá de Besós 2005 de novela corta.
Se habla de dos hermanas muy unidas, de una mujer que no encaja en ese puzle que hemos diseñado llamado mundo. De falangistas, "rojos", mujeres valientes y solitarias por obligación. Maridos incapaces de amar de una forma distinta que someten a sus parejas a un "concepto mutilado del amor", y todo con una prosa lírica que se desliza en la mente del sorprendido lector.
La historia gira alrededor de Beatriz Lorenzo de Carvajal, curiosamente mi hermana mayor también se llama Beatriz y ambas hemos pasado la mayor parte de nuestras vidas intentando ser Beatriz y Rosalía, y eso une mucho, lo mismo que a estas dos hermanas que se menciona en la novela.
Bea es una artista melancólica. Una poeta que parece no encajar en el mundo. Una de esas personas que, si te las cruzas alguna vez en la vida, te llenan de magia. Sin embargo, esas personas, como el personaje, no saben manejar la cotidianidad, son defectuosas para los comportamientos que otros tildamos de normales.
La historia de Beatriz se conjuga con la de su madre y abuela. Parece que las mujeres de esta saga están malditas, llenas de sangre.
La protagonista se suicida en la habitación de un hotel en Tailandia y su hermana, Dévora, decide ir a por el cuerpo para traerlo de vuelta a casa.
Los personajes van desfilando por la historia y descubrimos a Javier, el marido de Bea, un hombre a la sombra de una gran mujer.
Hay que leerla pausadamente, bebiendo cada frase que Susana lanza, sin engullir, paladeando la narración, descubriendo las sombras que se esconden tras cada palabra, en cada espacio vital de cada sílaba. Regresando al contexto. Solo así se recolecta la miel: no hay otra forma.
No puedo hacer una sinopsis ni un resumen de esta historia; merece ser descubierta sin nieblas que la difuminen.
Advertencia: no es una novela para leer, no, hay que sumergirse en ella y sentirla dentro. De otra forma se corrompe.
"El sol acuchilla las margaritas..." escribe Susana, y nos deja el alma colgada, suspendida en un otoño lleno de árboles que se desprenden de sus abrigos.
Mi nota: 10/10

No hay comentarios: