jueves, 7 de abril de 2016

MASTICANDO LITERATURA SIN PEGARME UN TIRO EN EL PIE.

Sinceramente, no me atrevía a publicar esta entrada pero he decidido hacerlo con todas las consecuencias: todas. Martina está de acuerdo, así que, aunque sea yo la que escribe, los pensamientos son de ambas.
Voy a intentar explicar nuestra posición como blogueras sin pegarme un tiro en el pie.
Me encanta bloguear, me regodeo leyendo los blogs de mis seguidores comentarista y los que no lo son sin embargo, necesito que me aporten algo más que la reseña de un libro. Deseo ver plasmada en esa reseña lo que ha calado en el alma del lector esa lectura, lo que ha supuesto esa historia en su vida. Por ejemplo: leí Canta la hierba, novela de Doris Lessing, en un momento de mi vida delicado, en la que se derrumbaba los cimientos de mi fe. La historia de Lisey caló en mí un verano plácido lleno de amor. Espido Freire me trasmitió la melancolía de las juventudes rotas con su novela Donde siempre es octubre. Comprendí a mi padre con El quinto hijo, otra vez la Nobel de literatura Doris Lessing. Con las historias de Jim Thompson comprendí que el mal tiene sus propios razonamientos. Patricia Highsmith me enseñó a entender al ser humano. Escupiré sobre vuestras tumbas, de Boris Vian, me mostró la manera de hacer novela negra sin ser soez pero intenso, tocando el corazón del lector.
¿Qué pido del bloguero? Que me muestre lo que siente cuando se sumerge en un libro, que me diga que le ha roto el alma, que le ha dejado más aburrido que un oso hibernando... pero dime algo. Comentar los blogs lleva un tiempo: leer la entrada, asimilarla y comentar al bloguero algo que le haga sentir que su esfuerzo ha valido la pena. Sacar todo el bagaje lector y plasmarlo en un comentario. ¿Pido mucho? ¿Pedimos mucho? No vamos a seguir ni a comentar a los blogueros que nos dejan comentarios sin haber leído las entradas. Es una falta de respeto. Nosotras no lo hacemos. Preferimos seguir a cuatro y comentar con respeto, y con respeto me refiero a leer la entrada, comentarla en profundidad y aportar algo de ese bagaje intelectual que todos poseemos. No buscamos tener muchos comentaristas, buscamos que la literatura nos aporte algo más que entretenimiento. No queremos tragar libros, deseamos masticarlos para escupir lo mejor de dentro, incluso cuando la novela no nos ha gustado.
En conclusión:
-si pasas por aquí y nos lees: gracias.
-si pasas, lees y comentas: estupendo.
-si te pasas, no lees y aún así comentas: déjalo, Página 13 no es para ti y le faltas el respeto a las chicas Britt.
Tras esta entrada sabremos si nos hemos pegado un tiro en el pie. Si es así, continuaremos armadas escupiendo el alma en cada lectura.
Gracias a todos.

Martina y Rosalía.