jueves, 12 de enero de 2017

RESEÑAS CRÍTICAS: CALLE DE LAS TIENDAS OSCURAS.

CALLE DE LAS TIENDAS OSCURAS
PATRICK MODIANO
EDITORIAL ANAGRAMA

SINOPSIS

Guy Roland es un hombre sin pasado y sin memoria. Ni siquiera su nombre le pertenece. Ha trabajado durante ocho años en la agencia de detectives del barón Constantin von Hutte, que acaba de jubilarse, y emprende ahora, en esta novela de misterio en la que el buscador es lo buscado, un apasionante viaje al pasado tras la pista de su propia identidad perdida. Paso a paso Guy Roland va a reconstruir el puzzle de su historia incierta, cuyas piezas se dispersan más allá de París, desde Bora Bora, pasando por New York, hasta Vichy o Roma, y cuyos testigos habitan un París que muestra las heridas de su historia reciente.

DATOS TÉCNICOS

Año 2009
Premio Nobel de Literatura 2014
Narrativa extranjera, novela negra.

CRÍTICAS EN LA RED

Reseña regular:
Ábrete sésamo Las descripciones emocionales dan forma a una novela de gran belleza para ir reconstruyendo un pasado que nunca llega a resolverse. Con capítulos muy breves, la lectura avanza sin rumbo, intentando resolver un puzzle que, a veces, resulta imposible descifrar.

Reseña negativa:
Qué libro leo El argumento parecía interesante, sin embargo, la historia no me ha terminado de atrapar y, al final, he terminado leyendo el libro en diagonal. Esperaba más del último Nobel.


Reseña positiva:
Mis críticas
 Una lección de puro existencialismo. Realmente una novela original y sin rumbo.

PÁGINA13

“No soy nada. Sólo una silueta clara, aquella noche en la terraza de un café."

OPINIÓN PERSONAL (las palabras azules son enlaces)

Un detective privado desmemoriado inicia una investigación para descubrir quién es y por qué perdió la memoria en el contexto histórico de la ocupación nazi en Francia.
Es una novela que tiene como tema la fragilidad de la memoria y lo poco que queda de nosotros una vez perdida nuestra identidad. Sin embargo, esconde algo más profundo que el autor no ha sabido trasmitir de tanto que lo ha difuminado a los ojos del lector: una realidad transubstanciada. Tanto empeño pone en ocultarlo, que no es tras varias lecturas cuando descubrimos que en esa realidad transubstanciada el desmemoriado representa a Francia: en su afán de no enfrentarse a su pasado en la ocupación nazi, su despreocupación, su pasividad ante una Europa convulsa y su falta de responsabilidad. De ahí, que busque su identidad en un nuevo marco mundial.
La trama se desarrolla con un narrador protagonista y una prosa cargada de melancolía que impregna de tonos grises toda la historia.
Las retrospecciones son la base de la novela junto a las dilataciones. No obstante, los elementos estáticos y dinámicos de las escenas cobran demasiado protagonismo, obteniendo una novela fragmentada, topográfica y muy esquemática.
Encontramos capítulos epistolares y algunas fichas de personajes que el protagonista usa para documentarse.
A mitad de la novela se vuelve más desconcertante y desordenada. Los silencios de los personajes y el propio narrador dejan demasiados interrogantes por resolver, creando expectativas que finalmente no se cumplen. El lector tiene que construir a partir de esos silencios forzados y se encuentra sin información para hacerlo. Conclusión: no tiene herramientas para construir la historia porque el autor no se las proporciona.
Avanzas en la lectura sin saber qué sucede y chocando en un mar de silencios.
Lo que más nos ha gustado: capítulos cortos, historia atractiva y descripciones de los sentimientos muy logradas.
Lo que menos nos ha gustado: la escritura esquemática y topográfica de los elementos estáticos de las escenas y el físico de los personajes. La ocultación de un tema original muy interesante y la falta de debate por estar plagada de interrogantes que no se resuelven.

CALIFICACIÓN

Lectura: Insatisfactoria - Bien - Excelente.

¿LA RECOMENDAMOS?

No recomendar a un premio Nobel de Literatura como Patrick Modiano puede ser un sacrilegio. ¡Somos unas sacrílegas! No la recomendamos por las razones que hemos expuesto. No obstante, yo le daré una segunda oportunidad: Martina ha tenido suficiente "mondianismo".

16 comentarios:

Maria Vazquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria Vazquez dijo...

Lo dejo pasar, cuando leo un libro me gusta que me cuenten una historia y que no me dejen con interrogantes. Besos

Maria Vazquez dijo...

Lo dejo pasar, cuando leo un libro me gusta que me cuenten una historia y que no me dejen con interrogantes. Besos

Marina Cordoba dijo...

Hola!
No soy muy dada a leer a premios Nobel de Literatura, me da miedo toparme con lecturas como la que hoy traes, menos aun si el autor crea expectativas que acaban en el aire. Besos

Victor dijo...

Esto es lo que pasa con algunos escritores premiados, que algunos lectores como yo no entendemos sus libros. Se nos escapan y no llegamos a disfrutarlos.
El libro que tengo ahora entre manos habla de un músico que lleva mucho sin componer una canción decente porque se pierde en cosas abstractas, y tengo la sensación de que a algunos escritores han premiados y alabados les pasa lo mismo.
Si leo a Modiano no empezaré con este libro.
Muchas gracias.

Natàlia dijo...

Es lo que pasa con este tipo de premios, que a veces cuesta entender el porque y no llegas a disfrutarlos. Yo de momento no me animo con este.
Un beso ;)

Atalanta dijo...

Me gusta mucho el tema de los recuerdos y la identidad, siempre me parece muy interesante, pero creo que después de leer vuestra opinión dejaré pasar este libro.
Besos.

Eyra dijo...

Ufff pues menos mal porque en la lista de deseos de Amazon tengo un libro del autor, no recuerdo ahora mismo el nombre, me pensaré si lo compro o no.

Un beso

Irunesa dijo...

Veo que esta temática es común en sus libros, la segunda guerra en Francia, la desmemoria y la búsqueda de la identidad... Yo este no lo he leído, pero leí Dora Bruder y en lineas generales me gustó.
Un beso

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo...

jajaja Me ha encantado lo de que Martina ya haya tenido suficiente ;)

A mí también me resultaba atractiva lo de la trama transubstanciada, que además desconocía lo que era, pero eso de que el autor cada vez lo complica más para el lector me echa para atrás. De momento no me animo chicas.

Besitos

Inés dijo...

Pues fíjate que en principio si que me parecía atractivo, pero ahora lo veo como un libro trabajoso. No me importa en absoluto que una novela sea exigente con el lector, pero me tiene que apetecer. Lo de la melancolía es quizás lo que más me desagrada en estos momentos.Si me decido con este autor será con otra de sus novelas, no con esta.
Un beso

Javier Huertas dijo...

Me reitero, me encantan vuestras reseñas, no solo me hablan sobte vuestras impresiones literarias y de lectoras sobre el libro en cuestión, sino q disfruto muchísimo aprendiendo de vuestra erudición. Fantástico. Gracias !!! Ah! Evidentemente queda descatalogado 😁

Hydre Lana dijo...

Hoooola chicas!!!

Pues vaya despropósito de libro con el que os habéis encontrado. Encima de que es más gris que una lámpara de Ikea, resulta que además ha echo una novela esquemática. Joooooer, se ha cubrido de gloria.
Vamos es que si escribes lo primqro que quieres como escritor es dejarle las cosas claras al lector y no llevarlo zumbando sin rumbo de un lado para otro. En fin, que vaya chasco de libro. Esperemos que el próximo sea mejor!

Un besoteee!!! ♥

Manuela dijo...

Yo de este autor solo he leído pedigrí y me gustó muchísimo, tanto que me propuse firmemente continuar con más novelas suyas y aún no lo he hecho. En cualquier caso ésta la bajo al final de la lista.
Besos.

Buscando mi equilibrio dijo...

Hola!
No he leído a este señor, aunque Anagrama me gusta muchísimo. A pesar de la "no recomendación", si me apeteciera sí que lo leeré.
Besitos!!

nosolo leo dijo...

hola yo intenté algo de este escritor y reconozco que no es para mí espero que ese otro libro que leas te sea más satisfactorio chao