jueves, 31 de agosto de 2017

NO SOY YO, ES TU NOVELA.

LECTURAS, LECTORES Y EXCUSAS.

Este jueves las Britt pasamos olímpicamente de publicar una reseña literaria para hablar sobre ese fenómeno llamado; excusas para no decir que una novela te ha resultado soporífera.
Muchos habéis leído u oído eso de: no era el momento de leer esta novela, por eso no me ha gustado. No era mala la novela, era yo...
A ver, razonemos esto y dejémonos de ser políticamente correctos y pedantes. O una novela nos entra o no nos entra. ¿El momento? Pues sí importa pero porque es cierto que cuando leemos y adquirimos cierto bagaje cultural y lector (porque hemos leído cosas buenas y de calidad) nuestro gusto se vuelve más exigente y ya no nos conformamos con cualquier lectura. 
A mi entender, el lector está plagado de complejos a la hora de dar su opinión respetuosa y sincera. No, no hablo de esos lectores que dicen: tu novela no vale ni para calzar una mesa. No, esos no, por favor, más glamour, aunque lo pienses.
Que sí, que el escritor o escritora (maldita dualidad del lenguaje) se ha esforzado y ha trabajado mucho en su obra pero no le voy a dar una medalla al mérito por eso. Puede poner mucho empeño, trabajo y esfuerzo en la novela y eso no significa que vaya a salir bien. Yo me empeño en hacer croquetas y me salen mierdas de perro que no se come ni mi mayor admirador. Vamos, que se las tiras a los patos del Segre y se cagan en mi familia. Pues con las novelas sucede lo mismo; o te entra la historia o no te entra, independientemente si esa novela tiene fallos técnicos o no.
Entonces el momento no es decisivo en el aspecto que le queremos dar, pero sí cuando se trata de valorar a través de tu bagaje cultural, tu filtro más refinado, tu paladar entrenado... Yo era muy fan de Mary Higgins Clark y ahora no me vale. Sin embargo, hay obras que con el paso del tiempo no dejan de ser auténticas joyas. Pero si hablamos del momento emocional, pues claro, no vas a leer una novela de pérdidas (no me refiero a las pérdidas de orina) si tu pareja acaba de morir, pues no es el momento, leñe.
¡Fuera complejos! Y empiezo yo para que veáis que con educación y respeto se pueden decir las cosas. A ver, a ver, no os garantizo que ante vuestra opinión negativa salga la fiera del escritor a mandaros a hacer croquetas o a pastar ovejas, en el mejor de los casos.
No me gustó Felices los felices, de Yasmina Reza. ¡Qué pasa! 
No me gusta el estilo de Vargas Llosa. Y algunos escritores nobeles tampoco. En la imagen tenéis los libros que no nos gustaron a las Britt este año lector y que seguramente muchos disfrutasteis.
Vamos a quitarnos los lectores complejos y manías. No hace falta ser crítico literario para opinar y decidir si una novela nos ha gustado o no. Igual que no hace falta ser un cocinero de cinco estrellas para saber si nos gusta la tortilla de patatas con cebolla o sin.

9 comentarios:

MaraJss dijo...

Te encuentras de todo. Yo reconozco que cuando una novela no me ha gustado, así sin más, ni la reseño (en muchos casos ni la termino) así que no invierto más tiempo en ella. Hay otras novelas que sabes que te podrían gustar en otras circunstancias, a mí me ha pasado con varias, empezar en un momento determinado, hacer una pausa y retomarla más adelante y disfrutarla como una enana. Me pasó por ejemplo con "Un millón de gotas" de Víctor del Árbol, que no me entraba, no me entraba y al tercer intento me pareció un novelón.
Pero entiendo y comparto lo que decís, que a veces, cuando se trata de poner los "peros", somos muy de paños calientes.
Besos.
PD: Me consuela lo de las croquetas...

Maria Vazquez dijo...

Ole por este post, me da pena que un lugar a donde ir no os gustase, yo me lo he leído y la verdad que me ha parecido bueno, por lo menos me ha tenido pegada a las hojas durante unos días. Pero si que tendríamos que ser menos políticamente correctos, eso sí sin faltar. Besos

Laura Garzón dijo...

De acuerdo. No hay que tener melindres a la hora de decir que no te ha gustado una novela. Es más, ayuda, tanto al lector como al escritor. Pero alguien con un bagaje lector interesante, entiendo que debe argumentar sus opiniones. Las personas inteligentes lo hacen. Vosotras lo hacéis en vuestras reseñas, por eso os sigo.

Literary Shadow dijo...

Pues sí, opino que tienes razón en... casi todo. ¿No te ha pasado que una novela que idolatrabas en tu juventud, la lees ahora y casi te entran ganas de tirarte al Segre tras las croquetas? ¿O al revés, que te la metiste a capón (y no entera) porque era lectura obligatoria en el cole, y cuando le das otra oportunidad más tarde te encanta?

Sí, será por el cambio de edad, madurez y tal, pero a mí, ahora tras años de experiencia lectora y vital, dejo algunas novelas para cuando tenga más ganas de ellas. No muchas, es cierto, si veo que no me están gustando, las abandono sin más remordimiento.

Hace un par de semanas, le dí una oportunidad a "Dispara a la luna" de Reyes Calderón. Había leído otra suya que, sin parecerme la pera limonera, me había entretenido y ayudado a evadirme cuando lo necesitaba, y como es una saga del mismo personaje decidí ponerme con ella. 98 páginas. Y punto. El resto para el siguiente usuario de la biblioteca. Y a dos familiares míos les encantó. Así estamos.

O la de Dolores Redondo, la trilogía del Baztán. La leí la primera por la inmensa aceptación y fervor que causaba (incluyendo a mis dos familiares anteriormente dichas) y las dos siguientes, se las dejo a ellas.

Pues eso, que no me gusta lo mismo que a otras personas. ¿Algún problema? No. Ni siquiera me gusta TODO lo que a vosotras sí, pero coincidimos en muchos aspectos. Por eso os sigo leyendo y compartiendo mis opiniones con quien da gusto conversar.

Muchas gracias.

Fdo.: La persiana esta que se enrolla en cuanto la dejan. ;)

Kayena dijo...

Pues mira, más allá de dilucidar a estas alturas si se comparten gustos o no, estoy con la esencia de esta reflexión: si una novela no te gusta y tienes un blog donde "en teoría", das opiniones sobre lo que lees, ES IMPRESCINDIBLE decir la verdad de lo que se piensa. ¿Que no te gusta? Lo argumentas, ¿que te gusta? También, pero sobre todo lo primero, porque tampoco es cuestión de frivolizar con el trabajo de nadie.

Lo delirante es darte cuenta de que tras los blogs hay personas que ponen por las nubes algunos títulos que dan vergüencita ajena, porque aburren a las ovejas porque el único propósito de los mismos es seguir recibiendo ejemplares, da igual el que sea, cuando sea y como sea, porque el caso es acaparar para seguir reseñando. ¿Y sabes qué es lo más triste? Que se les coje en renuncio continuamente, porque del mismo modo que ponen la novela que sea por las nubes, en petit comité dicen lo contrario... y pierden la poca credibilidad que puedan tener por un exceso de ego y ambición que más les valdría utilizar para menesteres más interesantes.

Pero el patio está muy maleado y da un poco de asquito leer a algunas personas que, pensándolo bien, creo que ni procesan lo que leen.

Y como no quiero ser jartible, me despido por hoy, pero este tema es para charlar largo y tendido. Eso si, ole por la reflexión.

Un beso.

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo...

Totalmente de acuerdo Martina, yo soy de las primeras que se excusa en el "no era el momento" o cualquier otra estupidez con la que te engañas a ti mismo y los que te leen en el blog.
Hay que reconocer que la lectura es muy subjetiva y no a todos puede gustar lo mismo, pero tenemos que ser sinceros con los que nos leen o nos piden consejo, y sobre todo con nosotros mismos.

Aunque esto sobre todo se lo tenían que aplicar los que les cascan, a los libros, dos estrellas en Goodreads y luego hacen una reseña positiva, donde no se intuye nada de todo eso que no les ha gustado. Y también los que le ponen a todo lo que leen las cinco estrellas...

Lo dicho, estoy totalmente de acuerdo contigo. Me encantan estas entradas que dan pie a debate y expresar diferentes opiniones.

Besitos

Quilu dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices. Deberíamos de ser más sinceros con nosotros mismos para empezar y con aquellos que nos siguen. A mi hay novelas que he leído que no me han gustado nada y siempre he encontrado a alguien que me rebate mis argumentos (con respeto y educación siempre explico el por qué de esa idea) e incluso me han tachado de inculta e ignorante...
Creo que hay mucho borreguismo con este tema y si te sales de lo marcado con una novela ya eres de lo peor. Claro que luego, como dicen en otro comentario, te acaban confesando que el libro en cuestión es un higo...
En fin, que más valentía y más independencia y que cada cual opine lo que quiera. Pero con coherencia
Un beso

P.D: a mi tampoco me gusta cómo escribe Vargas Llosa 😉

susana palacios dijo...

Totalmente de acuerdo y eso que yo sí que utilizo lo del momento, será que siempre me acuerdo de Los renglones torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena, que lo empecé varias veces y luego me encantó pero quizás tienes razón e influyeron más cosas.Yo la verdad que si no me ha gustado ni la reseño y desde hace poco estoy aprendiendo a abandonar un libro si no me está gustando, hay muchos libros y poco tiempo.Un abrazo y a seguir siendo como sois.

Hydre Lana dijo...

Hoooola chicas!!!!

Por fin puedo pasarme por vuestro blog después de la vuelta de vacaciones.Así que aquí estoy. Y no sabéis la ilusión que me ha hecho encontrar esta entrada en la que ponéis los puntos sobre las íes. Porqué seamos sinceras, hay mucha mierda en la bloggosfera. Hay gente que no sabe ni escribir -y os puedo dar nombres y apellidos- y que tienen 1.000 seguidores. Hay gente que no tiene criterio propio y tiene los mismos. Hay quién hace las sinopsis más largas que las propias opiniones. Tenemos un problema gordo con la basura que ronda por ahí. Mi pregunta es: esta gentuza que ya se ve a kilómetros que les falta un par de hervores, y que es tonta del culo, porqué tiene gente que todavía son más gilipollas -siento el vocabulario soez, pero no encuentro otra palabra para describir- siguiéndoles? Es el tonto el que sigue a otros tontos? La tontería se pega? El tonto se hace o nace?

Dicho esto, cada vez que veo uno de estos sujetos se me hincha la vena de la mala hostia. Después, claro, están los autores que no aceptan que les digas que su novela está escrita con el ojete (se dice más fino, pero se dice que somos señoras). Esos tienen un problema. Y no hay inconveniente en decir que un libro no te ha gustado, en no seguir al rebaño de ovejas, mientras esté justificado. Lo que veo es a gente muy poco crítica y muy complaciente y con una absoluta nulidad en su propia personalidad.

Jolín chicas, ahora voy a tener pensamientos malignos en contra de las croquetas XXXD ya os vale!

Un besote enooorme!!

Entrada destacada

I PREMIOS BRITT 2017.

Si aún no has llegado a Lleida, te damos unas sencillas instrucciones para acceder a la gala de los I Premios Britt: INSTRUCCIONES ...